Home

Por Carlos Luque Zayas Bazán.

En Un episodio censurable no hay descalificaciones, ni generales ni personales. En cambio, intentar disolver un debate acusando de un complot a quienes adversan ideas, es la peor de las descalificaciones. El rábano no se saca por las hojas.

En reciente texto La Joven Cuba (LJC), aclara cuál es su línea editorial.. Además de que es un reconocimiento explícito de que toda política comunicacional tiene la suya, y que una línea editorial tiene un fundamento político con respecto al cual se actúa en consecuencia, hay que advertir que eso no se matiza nunca con respecto a la relación partido-prensa cubana en la línea editorial de LJC. Uno de los núcleos duros de esa línea declara:

“En LJC no hay espacio para la adjetivación y la demonización, el debate actual es a pensamiento y esa debe ser el lenguaje que usemos.”

Loable propósito. Tomemos sólo un artículo reciente para constatar el modo en que se sigue ese principio editorial, Los periodistas imprescindibles. Una rápida relectura ya en sus primeras líneas regala una cascada de adjetivaciones – o participios en función adjetiva -, refiriéndose, de modo generalizador, a los periodistas cubanos, pero con adjetivación en carga y función negativa:

“Mal pagados…”

“…cansados…”

“…subordinados…”

“Mediaciones absurdas…”

El resto del texto está formado por un conjunto de perífrasis adjetivas, juicios de valor, que es lo propio de la adjetivación si no demonizante, muy cerca del infierno de la descalificación. Sólo dos ejemplos:

“Aparato que se desgasta…”, se refiere al Partido…

“…tijeras sin compasión…”, ídem al anterior…

Y así, pudiéramos analizar cómo aplica y colegia LJC su línea editorial. ¿Se eliminan las expresiones adjetivas en unos textos, y no en otros? Asombra el celo que se tuvo en no demonizar y adjetivar al periodismo “independiente”.  Pero en toda la oración eliminada en el texto de Javier Gómez Sánchez publicado en LJC, que sí aparece en el texto íntegro publicado en La Pupila Insomne,   no se advierte la adjetivación demonizante, sino el uso de adjetivos que señalan una cualidad existente en el fenómeno de la guerra mediática. Estas son las expresiones eliminadas:

fondos extranjeros,

becas generosas,

publicidad camufladora o

sospechosos crowdfunding.

¿Alguien pudiera negar que todas esas cualidades son objetivamente ciertas? Se entiende por adjetivación demonizante el señalamiento de cualidades que no son ciertas.

En cuanto a que las ideas no se matan, sino se superan por otras, otro principio de la línea editorial de  LJC,  ¿dónde están en este texto tales ideas superadoras?

Una lectura un poco más atenta permite fijar un conjunto de observaciones,  no proposiciones que superen a otras, fundamentalmente cargadas de valoraciones negativas (la adjetivación, etc.), es decir, lejanas de la proposición de ideas superiores a las señaladas. Se destacan valoraciones negativas que son las predominantes del todo el texto:

El modelo sigue haciendo aguas.

La agenda mediática oficial no es víctima de conspiración alguna.

(Con respecto a esto, sin comentarios, evitemos las adjetivaciones, pero me recuerda a alguien que afirmaba que ¡¿en Cuba ni contra Cuba había una guerra cultural!!!????.)

En resumen, no creo LJC haya aplicado aquí con tanto celo la línea editorial con la cual se explicarían las diferencias del texto de Javier, citado antes, con respecto al texto completo y original no censurado que se publicó en La Pupila. Si en lugar de responder a las preguntas que muchos han hecho y se están haciendo con respecto a esas diferencias, y ahora se harían sobre el modo como se aplica la línea editorial en esta y otras publicaciones de LJC, se argumenta el uso de pretextos para desacreditar a ese medio, y si el argumento es ver fantasmas y conspiraciones, al menos este comentarista sólo tiene el ánimo de señalar una contradicción evidente con los propósitos de la Revolución que decimos defender, sin adjetivación descalificadora, sino con análisis al canto.

Anuncios

Comenta....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s